Podéis leer buenas narraciones en la Biblioteca de Relatos.

28 de octubre de 2008

PAISAJE CON REPTILES, DE PILAR PEDRAZA

Paisaje con reptiles (Valdemar, 1996)

Volvemos a la época actual, a una historia que transcurre en una isla tropical, a partir del momento en que la joven Alicia, pintora, llega allí a pasar unos días con su marido, Julius, un ingeniero que trabaja en la plataforma petrolífera de la isla, estudiando una mancha viscosa, amarilla, que se extiende por el mar, formada por residuos tóxicos y algas en descomposición. A lo largo del relato asomará la idea de que esa plataforma y los extranjeros que la han traído son quienes han provocado la mancha, degradación del agua transparente que se corresponderá con una degradación física y moral de muchos personajes, entre ellos Julius. En este sentido en la novela puede buscarse un trasfondo ecologista, pero muy vagamente, y desde luego sin intención de transmitir un mensaje didáctico o maniqueísta (algo tan frecuente, por ejemplo, en la ciencia ficción).

La intromisión del negocio del petróleo en la vida de la isla ha desatado asimismo oscuras fuerzas de represalia. La brujería, esa arma de los pueblos pobres y oprimidos, parece causar enfermedades en la piel tan repugnantes como la que muestra el mar en su superficie; e incluso otras transformaciones más terribles: los hombres se vuelven reptiles por fuera y por dentro violentos, locos, asesinos.

Lo más destacado en el texto es el lenguaje, untuoso y suntuoso como esa mancha marina o el óleo; y el juego de los motivos, muy bien engarzados en la historia, casi con precisión de orfebrería: las tortugas, las enfermedades cutáneas, la corrupción de las cosas materiales, la mancha en el mar, ciertas joyas y pulseras. Y de nuevo atención a una historia donde los niños -aquí muchachas- tienen un papel tan principal como inquietante.

Lola Robles, 2006

(Podéis encontrar más información sobre la autora en: Sobre Pilar Pedraza)

No hay comentarios: