Podéis leer buenas narraciones en la Biblioteca de Relatos.

28 de octubre de 2008

LOS RELATOS DE PILAR PEDRAZA: DE NECRÓPOLIS A ARCANO TRECE

"Cuando la luna asomaba entre las nubes, el mundo se volvía gris y negro, cada detalle nítido como en un grabado a buril. Y cuando aparecía en medio de un claro toda entera, estaba pavorosa. Haces de luz blanca se filtraban a través de las copas de los árboles, trazaban en el suelo un encaje cambiante, volvían de mármol los toscos arcos de ladrillo y los brocales de los pozos, y de diamante las lágrimas que rezumaban de las piedras. Sobre el mundo había caído un manto mercurial. No era posible imaginar corazones latiendo bajo aquel gélido velo de platino, ni amor ni miembros cálidos enlazándose en colchones de plumas. Tal vez, sí, cuerpos de nieve temblando de impotente amor entre sábanas crujientes de almidón."
("Mater Tenebrarum")

En 1985 aparece Necrópolis, colección de relatos, parte de los cuales se reeditarán en 2000, en Arcano trece: cuentos crueles (Valdemar). Además, Pedraza ha publicado relatos sueltos en antologías e Internet. Arcano trece incluye la novela corta Las novias inmóviles, aparecida en 1994 de modo independiente.

Arcano trece: cuentos crueles (título que remite al decimotercer arcano mayor del tarot, la Muerte) efectivamente trata sobre ésta y en las historias hay la crueldad prometida: en las circunstancias, la vida que toca vivir a los personajes (ejemplo es "Mater Tenebrarum", o "Balneario"), o son crueles los propios personajes ("El mejor abono", además con un humor negrísimo).

El volumen se inicia con "Mater Tenebrarum", nombre éste que reaparece con frecuencia en la obra de Pedraza: se refiere a una figura femenina y perversa, que en ocasiones puede identificarse con la diosa Hécate y en otras, trascender esa divinidad. Es un relato con reminiscencias dickensianas, donde se nos cuenta las aventuras de una niña, Ángela, y su perro Lupo. Para sobrevivir, Ángela se dedica al hurto y a proveer de material mágico a la bruja y ensalmadora Crisanta, de paso que procura aprender todo lo posible de los conocimientos de ella. Pese al final trágico de la historia, es divertida y está llena de los elementos más clásicos del género: cementerios, ruinas, torreones, nocturnidad, tormentas, libros mágicos, y vampiros (hay un cameo de una de ellos, este tipo de apariciones fugaces de personajes fantásticos es muy recurrente en Pedraza). A destacar también la visualidad cinematográfica del cuento.

Otro relato con niños como protagonistas es "¿Qué demonios...?", que nos cuenta sus vacaciones en la gran casa de campo de la abuela moribunda. En el texto predominan el humor y la ironía sobre lo macabro y oscuro; la historia es de nuevo de aprendizaje e iniciación, al suponer el primer contacto de los niños con la muerte. Muestra asimismo la imprecisa frontera entre realidad y fantasía, sobre todo desde la mirada de los protagonistas. En el inmenso caserón hay por supuesto un desván, espacio emblemático de lo fantástico, con sus cofres, baúles y cajas, y en él los chicos encontrarán una sorpresa inquietante... También hay un personaje muy repetido en Pedraza: el intelectual obsesionado por su trabajo hasta no pensar en ningún otro asunto.

Por ejemplo lo reencontramos como protagonista de "Anfiteatro", una deliciosa recreación del tema de la mujer pantera, con un inicio muy típico de libros y películas de miedo: la llegada de un forastero perdido a una siniestra localidad llena de gente también siniestra, donde no consigue encontrar alojamiento, hasta que por fin se lo ofrecen en una hermosa y decadente casa llena de misterios. Una cadena de motivos nos va poniendo en la pista del secreto que ha de desvelarse al final. El protagonista, Fabio Mur, es un hombre apacible, tímido, inseguro, despistado y un tanto cobarde, con grandes dificultades para "vadear el río hostil de la realidad". Lo mismo le pasará al narrador de "Días de perros".

"Días de perros" es un diario escrito por un investigador que realiza un trabajo sobre camafeos antiguos, sometido a una beca a causa de sus escasos recursos económicos. Pusilánime, neurótico, enfrentado a unas circunstancias que él siente amargas y mezquinas, y a una sucesión de contratiempos, infirmezas y humillaciones, se va deslizando en silencio -como en una pesadilla gris, y mientras entra y sale de la biblioteca donde investiga, y se encuentra con un mendigo cuya mirada y actitud le perturba enormemente- hacia la demencia.

Para acabar comentaré muy brevemente algún otro cuento que me parece destacable, por ejemplo "Mascarilla", por su mordacidad; "Amigo del hombre", un texto interactivo, totalmente abierto a la interpretación del lector, y "Artículos de piel", compleja y densa narración donde se superponen dos argumentos, en el presente y en el pasado, unidos a través de varios objetos fabricados con piel humana.

Lola Robles, 2006.

(Podéis encontrar más información sobre la autora en: Sobre Pilar Pedraza)

No hay comentarios: