Podéis leer buenas narraciones en la Biblioteca de Relatos.

26 de septiembre de 2015

DOS NOVELAS DE ISMAIL KADARÉ


Si no habéis leído al escritor albanés Ismail Kadaré, como me ha pasado a mí hasta este año, os lo recomiendo con entusiasmo.  He escuchado dos novelas suyas, Abril quebrado (1980) y El cortejo nupcial helado en la nieve (2001), ambas traducidas por Ramón Sánchez Lizarralde, su traductor «oficial», y me han parecido buenísimas.

En primer lugar, por el gran talento narrativo de Kadaré. Sin necesidad de alardes estilísticos, sabe encarnar en una historia y unos personajes concretos problemas mucho más amplios de índole social, cultural,  histórica, y va también más allá, hacia eso que se llama cuestiones universales de la existencia humana.   Presenta limpiamente los hechos e individuos para que nosotros juzguemos, y combina acción y reflexiones, bien lejos de estereotipos y clichés maniqueos.

La historia de Abril quebrado transcurre en Albania, y nos muestra cómo funciona el Kanun, código consuetudinario que rige desde muy antiguo y detallada y escrupulosamente la vida y la muerte, el honor y la venganza, la hospitalidad y otros lazos entre personas en el país, sobre todo en ciertas regiones montañosas. Asimismo, es una obra muy valiosa para analizar el daño que hace el patriarcado y la violencia no solo a las mujeres sino a los propios varones, obligados a un destino del que no son capaces de escapar debido a la presión del grupo y a los lazos de sangre. Sin duda, estos vínculos y este código tan férreos pueden ser asimismo un espacio donde no se teme la soledad, y a veces solidarios y protectores. La visión del escritor albanés se muestra sin embargo bastante crítica. Atención asimismo al personaje del intelectual seducido por tradiciones ancestrales cuya auténtica dimensión violenta, coercitiva e implacable no es capaz de comprender, al contrario que su esposa, mucho más empática.

En cuanto a El cortejo nupcial helado en la nieve, que nos narra uno de los primeros conflictos en Yugoslavia que después devendrían en las guerras de los Balcanes, en este caso el enfrentamiento entre albaneses y serbios en Kosovo, es una lectura muy recomendable para los tiempos que corren. Curioso que en la presentación de la obra que aparece en el propio libro se nos hable de una historia de amor tipo Romeo y Julieta, cuando esta no solo es imposible sino que apenas llega a esbozarse, debido a la separación entre las dos comunidades.  
 La tragedia se va hilvanando con cuentas de sangre y muerte engarzadas por el odio y la venganza personales y colectivas, la represión, y por esas frustraciones y problemas de ego de ciertos individuos que necesitan de algún tipo de poder para crecerse, en una espiral imparable. Triunfan las Furias, las Erinias.

No hay comentarios: