Podéis leer buenas narraciones en la Biblioteca de Relatos.

19 de diciembre de 2011

¿QUÉ ES UN ANDROIDE?

Leyendo la novela de Rosa Montero Lágrimas en la lluvia, novela basada claramente en la película Blade Runner, me ha surgido una duda casi agónica: Montero llama constantemente a su protagonista androide o también replicante. Pero esta protagonista Bruna, es una criatura resultado de la ingeniería genética, y no hay nada mecánico ni artificial en su organismo, aunque posee  unas capacidades excepcionalmente desarrolladas por esa ingeniería. Esto queda muy claro en la novela y más ambiguo en Blade Runner.
Sin embargo el significado que da el diccionario de androide es “robot con apariencia humana”. Por lo tanto, un androide sería Terminator, o el que aparece en Alien, el octavo pasajero, y que tiene como misión proteger al bicho: es decir, robot por dentro y apariencia humana por fuera.
Tal vez ahora el uso de término androide podría extenderse a una criatura totalmente orgánica pero creada en laboratorio, pero entonces: ¿los niños probetas serían androides? ¿Y los clones? ¿Al usar ese término Rosa Montero habrá querido extender el significado de la palabra, o simplemente la ha tomado porque estaba en el original de la película?
Si alguien puede aclararme estas dudas que tengo

4 comentarios:

like tears in rain dijo...

En mi opinión, Rosa Montero no ha reparado en lo que significa androide, ni según el diccionario, ni según las convenciones no escritas de la SF.

Creo que, simplemente, la autora usa el término a la ligera, sin más, con la falta de rigor y de cuidado característica de los periodistas, que es el gremio de donde ella procede.

Saludos.

Moe dijo...

totalmente de acuerdo con el comentario anterior. Me temo que rosa Montero si se ha molestado en revisar si ese término es el correcto o no..

Por otro lado, es una discusión interesante, aunque yo me inclinaría por extender el término androide a este caso, incluso el de robot, ya que es algo creado en su totalidad por el ser humano de principio a fin y es el mismo ser humano el que ha definido su caracter e incluso sus recuerdos.

lola robles dijo...

Yo también pienso que “androide” podría extenderse no solo a los robots (máquinas) con apariencia humana, sino a las criaturas con cuerpo totalmente orgánico pero creadas artificialmente, como los replicantes de Blade Runner, la protagonista de la novela de Rosa Montero, o los cylon que parecen humanos de Battlestar Galáctica..

En ese sentido, “androide” significaría “con forma de, semejante a” un humano, que es lo que indica precisamente el sujeto latino –oide.

Pero entonces ¿no serían realmente humanos estos individuos?

Y entonces ¿qué pasa con los clones? Si se crearan clones con capacidades físicas o mentales superiores a las de los demás humanos, ¿también los llamaríamos androides o replicantes? Pues ¿qué diferencia tendrían con los otros?

like tears in rain dijo...

> "Pero entonces ¿no serían realmente humanos estos individuos?"

Este es un tema recurrente en la ciencia-ficción. El problema que planteas es más que nada de lenguaje, de definiciones. Un robot suficientemente perfeccionado podría llegar a ser indistinguible a todos los efectos de un ser humano, y puedo imaginar un futuro (no lo veo muy próximo) en que haya que establecer por ley si una criatura artificial es o no humana en términos legales. El nombre que se le de es irrelevante: si se le declara humano, sujeto a los mismos derechos y deberes que nosotros, los humanos corrientes, entonces, por definición, es un ser humano.

Feliz Viernes.