Podéis leer buenas narraciones en la Biblioteca de Relatos.

19 de septiembre de 2014

ORGULLO Z, DE JUAN FLAHN

Andaba yo buscando material para una comunicación que presentaré en el Congreso Visiones de lo Fantástico: Las mil caras del monstruo, que se va a realizar a primeros de diciembre en la Universidad Autónoma de Barcelona, y me encontré con la novela Orgullo Z, de Juan Flahn, aparecido en la editorial Stonewall, especializada en literatura LGTB, y dirigida por diego Béjar, que tuvo el detalle de publicar asimismo el libro de cuentos Historias del Crazy Bar y otros relatos delo imposible, escrito por Conchi Regueiro y servidora. Stonewall    es una editorial que opta por la calidad literaria, no solo por lo fácilmente comercial, y esta novela, Orgullo Z, vuelve a demostrarlo.

Se trata de una historia de zombis que transcurre en el barrio madrileño de chueca inmediatamente después de las fiestas del Orgullo Gay. Los tres protagonistas, y no digo nada que no aparezca en la contracubierta, son una travesti que trabaja en el mundo del espectáculo, una joven lesbiana recién llegada a Chueca, y un gay mulato y seropositivo. El autor podría haberlos presentado fácilmente desde los tópicos sobre ellos, y sin embargo no ocurre así.

Y va haber también muchos zombis, por supuesto, pues como es sabido estos vienen en manadas.

Yo apenas he leído novelas sobre muertos revividos, pese a que en los últimos tiempos están muy de moda y han sustituido a la riada de libros sobre vampiros, que hubo antes. Puede que la causa esté en que los zombis son más propios de este tiempo de crisis que nos ha tocado vivir, son más proletas, más lumpen, plebe, masa, que los elegantes, refinados, aristocráticos e individualistas vampiros.

Lo primero que quiero destacar es el intenso y ágil ritmo narrativo de la obra, y una intriga muy bien planteada, que hace que no puedas dejar de leer, porque se siente la necesidad imperiosa de saber qué pasa al final.        

En segundo lugar, la trama va mejorando a medida que avanza, y los personajes resultan cada vez más creíbles, más sólidos y más humanos.  He dicho que Flahn no cae en los estereotipos, aunque sí juega y se ríe de esos tópicos, pero a la vez nos va revelando los claroscuros que hay en cada persona.

No quiero desvelar nada del argumento,  pues los lectores deben disfrutar plenamente  de la intriga, pero, eso sí, aviso a quienes  tengan estómagos escrupulosos que deben prepararse para leer una historia con ingredientes gore, aunque eso no debería desanimarlos, pues merece la pena superar el asco y adentrarse en el notable valor simbólico de la ficción. 

Lo que más me ha interesado de esta historia es el planteamiento que propone sobre el tema del monstruo. Flahn nos alerta de que por mucho que creamos que la sociedad ha cambiado su valoración acerca de las personas gais, lesbianas y trans, no ha avanzado tanto como desearíamos quienes pertenecemos a esos grupos, así que debemos seguir alerta. De ahí que en la narración (que al final se transformará en una pequeña obra dramática) Chueca, el paraíso LGTBQ, se convierta de pronto en un territorio cercado cuyos habitantes se enfrentan a una situación límite. Y en esas situaciones, hay colectivos que continúan teniendo todas las de perder, entre ellos quienes son estigmatizados por ejemplo por una opción o identidad sexual no normativa, que los convierte en «monstruos.

Hay distintas formas de enfrentarse y cuestionar esa supuesta monstruosidad. Flahn utiliza dos: por una parte evidencia que aquellos que se atreven a juzgar así a los demás pueden ser ellos mismos monstruos morales por su intolerancia.

Por otro lado, la figura del monstruo se puede reivindicar, asumiéndola en lo que tiene de potencial subversivo, de carga de profundidad contra una norma excluyente y represora. De ahí el impactante final de la novela. Se nos ofrece una panorámica reducida pero suficiente de la sociedad en que vivimos, y de su probable comportamiento en circunstancias extremas. Es entonces cuando sale lo peor y lo mejor de cada individuo y de los grupos de personas. En todo caso, queda claro que no hay peor monstruo que el miedo basado en el prejuicio.  

Para quienes vivimos en Madrid y conocemos Chueca, será divertido reconocer lugares y calles en una historia de puro terror. Genial asimismo, y un ejemplo del humor que está en todo el libro como buen contrapunto al drama, la escena donde, en pleno fragor de combate con los zombis, dos de los protagonistas discuten sobre lenguaje e identidades de género.

TALLER FANTÁSTIKAS 2014-2015

COMIENZA EL NUEVO TALLER FANTÁSTIKAS 2014-2015
Empezamos el lunes 29 de Septiembre a las 17:30h




SEMINARIO PERMANENTE DE LITERATURA “FANTÁSTIKAS”,
 a cargo de Lola Robles


Nuevo Taller de lectura y debate de narraciones fantásticas, de ciencia ficción, góticas, fantasía (e incluso realistas), especialmente de escritoras, desde una perspectiva feminista, queer y pacifista.

 Se realiza el último lunes de cada mes de 17.30 a 19.30  horas.

La primera sesión será el lunes 29 de septiembre a las 17.30h. Será una sesión de presentación del taller. (Ese día no habrá un texto enviado previamente para debatir)

Para más información escribir a: ladyquercus@hotmail.com

TALLER ADAPTADO PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD VISUAL


Espacio de Igualdad "Hermanas Mirabal"
Sala de Encuentro. Entrada libre hasta completar aforo.
Dirección General de Igualdad de Oportunidades
Ayuntamiento de Madrid
C/ Bravo Murillo, 133 (Casa de Baños), entrada por C/ Juan Pantoja. 3ª planta. Metro: Alvarado (Línea 1)
e-mail: caimujerhm3@madrid.es;

Teléfonos: 915345365; 915336318